Los clientes son animales racionales y emocionales

Los clientes son susceptibles a los impulsos emocionales tanto como a los racionales, es decir, aunque pueden proceder frecuentemente a una elección racional, con la misma frecuencia se dejan arrastrar por las emociones porque las experiencias de consumo frecuente se “orientan en pos de fantasías, sentimientos y alegrías”. Además, es útil pensar en los clientes como animales cuyos sistemas físicos y mentales evolucionaron por selección natural para resolver los problemas a los que se enfrentaron sus ancestros evolutivos.
Desgraciadamente, esta amplia visión del cliente, que incorpora los últimos conceptos y descubrimientos de la psicología, la ciencia cognitiva y la biología evolutiva, ejerce muy poco efecto en el campo del marketing.
El mensaje que contiene este punto para los actuales profesionales del marketing es el siguiente: no traten a los clientes solamente como seres racionales a la hora de tomar decisiones. Los clientes desean verse atendidos, estimulados, emocionalmente afectados y creativamente provocados. Carlos Jordana.

1 diciembre, 2013|Escucha Automoción|Comentarios desactivados en Los clientes son animales racionales y emocionales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies